Seguridad frente a la Covid-19

Publicado el 20 de octubre de 2020 - Actualidad

ESCALAR SIN MIEDO A LA COVID-19 PARA LOS NIÑOS Y LOS ADULTOS

La Covid-19 ha cambiado nuestra vida, la vida de nuestros peques, la vida de nuestros padres y familiares mayores. Ha cambiado nuestra vida personal, social y profesional. Ha afectado nuestra salud, nuestros hábitos y nuestra economía.

Gestionar un centro de ocio para niños y niñas lleva una máxima responsabilidad por nuestra parte respecto a la prevención del contagio por la Covid. Cada día estudiamos la información y los datos a nuestra disposición para entender si lo que hacemos es seguro y es suficiente. No es fácil.

Con la vuelta al cole en septiembre, hubo muchas dudas y preguntas por parte de los padres sobre cómo afecta la Covid-19 a los niños y los riesgos asociados a la vuelta al cole. Se hicieron estudios, se comunicaron recomendaciones y normativas a nivel mundial, europeo, estatal y local. Todo esto nos ayudó a definir nuestra operativa para garantizar un entorno seguro a los niños, niñas y familias, porque sabemos que la escalada es una actividad física perfecta para los niños y niñas en edad de desarrollo, con beneficios múltiples (enlace).

Es verdad que cuando se infectan los niños suelen padecer una forma más leve de enfermedad, ¿que sabemos del nivel de transmisión de la enfermedad por parte de ellos?


¿QUE DICEN LOS ESTUDIOS?

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), agencia de le UE, detalla en su informe “COVID-19 in children and the role of school settings in COVID-19 transmission” que las investigaciones en el ámbito escolar parecen demostrar que la transmisión de niño a niño en el ámbito escolar es rara y no es la causa principal de infección (enlace). Adicionalmente, cuando la Covid-19 ha sido detectada en niños y sus contactos han sido investigados, ningún contacto adulto en el entorno escolar has sido diagnosticado con la Covid-19, concluyendo que los niños en el ámbito escolar no son la causa principal de transmisión a los adultos. 

Concluyen que, siendo escuelas y actividades extraescolares necesarias para proporcionar estructura, sentido y ritmo diario a los niños, tenemos que autorizarlos a interactuar unos con otros, respetando las medidas específicas como distancias de seguridad, ventilación aumentada, limpieza de manos frecuente y uso de mascarilla cuando es posible (enlace).

De manera similar, un estudio del Hospital de Vall d’Hebron en Barcelona concluye que la transmisión del SARS-CoV-2 de los menores de edad con COVID-19 a los adultos con quienes conviven es baja (enlace).

Quizás más interesante aún, es el estudio del Hospital San Joan de Déu, realizado este verano en el ámbito de 22 campamentos de verano sobre más de 2.000 menores de edad. Han constatado que la mayor parte (más del 70%) de los casos índice pediátricos detectados no han transmitido ninguna infección en los campamentos (enlace). Además, dan recomendaciones de cara a las actividades infantiles: el estudio demuestra que la distribución de los niños en grupos "burbuja" es eficaz para contener la transmisión de la infección, para facilitar la trazabilidad de los contactos y para permitir la cuarentena selectiva. Además, lavarse las manos de forma protocolizada cinco o más veces al día se ha asociado a una disminución en la transmisión de la enfermedad.


¿ENTONCES, QUE HACE HAPIK?

En estos momentos, es importante que nuestros niños y niñas puedan seguir con actividades físicas y sociales. Perder estas actividades puede perjudicar el desarrollo del menor. Sabemos que la escalada es una forma de que consuman sus interminables energías y se diviertan y lo pasen genial, pero además, tiene importantes beneficios para su salud:desarrollo físico, psicomotricidad, desarrollo personal e interpersonal, etc. Así que desde Hapik hacemos todos los esfuerzos necesarios para permitirles seguir con la actividad y la máxima seguridad.

Antes y después de la actividad:como en todos los sitios comerciales, las mascarillas son obligatorias para todos y todas, se respetan distancia de seguridad con flujos de clientes que no se cruzan (circuitos) y se limpian las manos antes de entrar en el centro.

Grupos “burbuja” y aforo limitado: la actividad empieza a la hora en punto y se acaba a la hora siguiente. Cada grupo, de máximo 20 escaladores, entra en la zona de actividad cuando está vacía, y no se cruza con otro grupo. Dentro de cada grupo se respetan las distancias de seguridad.

Trazabilidad: el registro de los clientes en la web nos permite una trazabilidad completa de cada grupo.

Distancia de seguridad: al ser una actividad individual, sin interacciones directa entre los niños, cada uno escala su muro y espera al que el siguiente esté libre. Es más fácil que se respete la distancia de seguridad.

Limpieza de manos: hay 16 dispensadores de gel hidroalcohólico en todo el centro, y los niños tiene que limpiarse las manos antes y después de subir un muro

Ventilación: nuestra zona de actividad tiene más de 8 metros de altura, lo que resulta en un volumen de aire muy importante. El centro dispone de dos máquinas que renuevan el aire de manera permanente.

Desinfección: hacemos una limpieza completa del centro cada día, y una limpieza de los muros cada 4 horas.

A día de hoy son nuestros protocolos frente a la Covid-19, y creemos que proporciona la seguridad necesaria para vuestros peques y sus familiares, pero algo que nos enseñó esta epidemia es que las cosas no son fijas: hay que adaptarse siempre, y quedamos atentos a cada nueva noticia que nos permite mejorar nuestra operativa. 

Seamos prudentes y humildes frente a la Covid, con los gestos y necesarios para proteger nuestra comunidad.

¡Os esperamos en el centro!

El equipo Hapik


(foto pre-Covid, por eso sin mascarillas...)