Escalar en un rocódromo, una buena manera de iniciar a los niños en la escalada

Publicado el 12 de agosto de 2020 - Actualidad

Descubre a tus niños una actividad fantástica como es la escalada

 La escalada es una de las actividades más apropiadas para el desarrollo de los niños y una excelente forma de disfrutar de la naturaleza y de la adrenalina. Pero la dificultad técnica, la impresión de la altura, el dominio del material… pueden ser un obstáculo para los más pequeños. Por eso, una buena forma de que los niños descubran la escalada es en un rocódromo o espacio indoor controlado, como es el centro Hapik de Valencia. Los monitores ya se encargan de todo el equipaje y la seguridad, los niños solo tendrán que descubrir esta apasionante y divertida actividad e ir aprendiendo poco a poco.

 En nuestros centros, los niños pueden fijarse en los demás y divertirse compitiendo: relacionarse con niños que ya están escalando hace que ellos se motiven mucho más y que vean todo el potencial de la actividad.

 Como cualquier actividad deportiva, lo más recomendable es elegir inicialmente muros y niveles de dificultad más sencillos y posteriormente ir aumentando la dificultad de forma progresiva. De esta forma, los niños van conociendo sus límites para que puedan desarrollar sus habilidades acorde con su nivel sin frustrarse: en esta etapa de la vida es muy importante que aprendan a superar retos y que vean de qué son capaces, así como que aprendan las reglas y se motiven con cada mejoría.

 Es por eso que en cada muro los niños y niñas pueden elegir un nivel de dificultad según qué tipo de presas pueden usar para subir. Aparte, nuestros monitores les descubren la actividad, técnicas de escalada… Así ganan confianza y aprenden los fundamentos básicos. Aparte, la escalada indoor permite evitar condiciones climatológicas adversas que se pueden producir a mitad de la actividad. 

 Así, los niños se pueden centrar en descubrir la actividad, disfrutarla y pasar un buen rato. ¡Del resto ya nos encargamos nosotros!